miércoles, 10 de agosto de 2011

memorias de un sueño

Él estaba allí, era yo la que parecía como ausente, todo era normal.. juntos después de tantísimo tiempo, le había echado tanto tanto de menos... que era totalmente normal estar juntos de nuevo, porque realmente nunca se había marchado del todo. Estábamos en un parque de atracciones y nos subimos a una montaña rusa, se sentó a mi lado como hacía ya 2 años. En todo momento no me giré para mirarle, porque aunque no le viese, sabía que estaba muy cerca de mí, el vagón iba subiendo acompañado de mi emoción, y de pronto después de mucho frenesí, llegó la bajada que siempre me aterrorizaba, y fue en ese momento en el que se rompió la normalidad. Todo lo de mi alrededor iba muy deprisa, pero yo me sentía.. como flotando, hacía tanto tiempo que no me sentía tan viva, cada vez la caída era mayor, y yo no quería bajar.. si no hubiera sido por los barrotes estoy segura de que hubieramos salido volando.. bueno, solamente yo porque cuando me giré para mirarle, él ya no estaba, se había ido volando con el viento, y una voz a lo lejos me pedía que me soltase, que me soltase de la vida.

3 comentarios:

  1. Es raro, Nuri. No creo haber leído algo así en tu blog. Quizá soy yo que hoy lo leo de forma extraña. Me gusta mucho. Más que nada, me gusta que escribas de nuevo.

    Me alegra que te gustase el premio. Te mando un beso enorme. Hoy acá festejamos el día del niño. ¡Feliz día! (Yo festejo aunque esté un poco grandecita :P)

    ResponderEliminar
  2. Nurita está bueno,pero es un poco inquietante la verdad.No sé si lo he interpretado bien,pero desde luego está muy bien escrito.Saludos,"pequeña" amiga!

    ResponderEliminar
  3. Excelente trabalho
    Parabéns pelo blog

    http://tonyranthum.blogspot.com

    ResponderEliminar